Follow Me

no
no

sábado, 4 de febrero de 2017

Columna - “Probando la Enchilada” - Jueves 03 de Febrero del 2017.

“Probando la Enchilada”

Lo que seguramente sera una de las mejores carreras del año; la “Enchilada” de 12 kilómetros, si, esa de la pesada subida por la Avenida Internacional; tuvo una gran participación de más de 2 mil corredores el pasado domingo, pero, ¿porque atrae tanto ese gran reto?.

Es que los que se aficionan a correr ya no les bastan 5 kilómetros, o 10, o el medio maratón, ahora buscan las subidas, el cerro, las ultradistancias, y bueno a mí se me ha escapado la “Enchilada”, por una u otra razón no la he podido comer, digo, correr.
La “Enchilada” 2017

Esta vez acompañe a mi hijo para que tomara las fotos para nuestra página web “Yo también corro en Tijuana”. Nos colocamos ahí a media subida y yo me dedique a animar a los que iban pasando, la verdad me llene de mucha energía.

Primero lógicamente, pasaron los más rápidos, los preparados, los que llevan pesados entrenamientos, hasta con sesiones dobles por día. Ahí venia en primero “Pollito” Valdez el mejor corredor de Mexicali en un gran duelo con Alexis Verdugo, el mejor de Tijuana. A “Pollito” lo vimos en una edición anterior, donde no pudo con el legendario “Rayo” Torres, pero ahora era un pollo diferente, ya era un gallo de pelea, Alexis no logro seguirle el paso en las subidas y se le fue.

Luego venían buenos corredores como Abraham Noguez de Toluca que ya le gustó vivir y correr por acá en tierras cachanillas. Participantes de San Diego, Tijuana, Ensenada y Rosarito venían entre los 10 primeros.

Después vimos pasar a la primera mujer, era Mariana Cruz esposa de Javier “Bala” Zavala un gran corredor que dominaba las carreras en los años 90. Mariana se veía fuerte, bien entrenada, luego una mujer admirable; Lorena Noriega de más de 50 años que traía en sus piernas mucha distancia y quizá mucho cansancio, en noviembre corrió el Ultramaratón de la Salada, en diciembre el Maratón Gobernador de Mexicali y en enero el Maratón de Culiacán, todas con excelentes resultados.

En tercero, Verónica Palomera, una buena amiga con la que alguna vez llegara a la meta en el Medio Maratón de Tijuana; ahora es una corredora diferente, mucho más rápida y con más resistencia, prueba de ello es que fue la mejor de Baja en el pasado maratón Gobernador.

Después con un gran gusto vi en cuarto lugar a Zuzet Alemán, que ya está retomando una gran condición física después de pasar por una lesión el año pasado.

Entre las primeras diez mujeres, había ocho de Tijuana una de Ensenada y otra de Rosarito, valientes damitas que corren mejor que muchos hombres.

Yo me la pase animando a todos los que pasaban, sobre todo a mis amigos y amigas, y hasta me anime a acompañar a algunos un rato por la pesada subida, quise probar algo de la "enchilada" que todos saboreaban, pero pronto me canse. Ellos ya llevaban más de 6 kilómetros y un kilómetro subiendo y subiendo.

Hubo algunos que para no batallar con el regreso, pues la salida fue en el Crea y la meta en Playas de Tijuana, decidieron correr la enchilada doble o sea ida y vuelta desde Playas, me imagine que decían “me da una enchilada doble para llevar”.

Pensábamos irnos a la meta rápidamente pero no, mejor ahí nos quedamos siendo testigos de esos “locos” corriendo y subiendo, vimos pasar a Jessie Gil en su silla de ruedas pasando apuros para poder subir, pero con una gran determinación y una gran fuerza en los brazos, vimos también  a Frank Fajardo en sus muletas, gente admirable, inspiración para muchos.

Vimos a algunos  invidentes con su guía, que no veían la subida pero la sentían, vimos al entusiasta “Pepito”, a un señor empujando una carriola con dos de sus hijos, a alguien corriendo con sus mascotas, a señoras de más de 60 años, a señores de más de 70, entre ellos, Jesús Guzmán medallista del mundial de masters.
Cientos de corredores se dieron cita

Vimos pasar a Komar Rivera, el anterior Director del Imdet que le agarró gusto por correr durante su administración, en que le dió gran impulso a las carreras pedestres. También a Daniel Antuna editor de deportes de Frontera, al que junto con Armando Esquivel, les agradezco la oportunidad de escribir en este espacio.

Vimos a corredores acompañando a su pareja, otros en familia o en grupo con los amigos del club, unos tomándose “selfies”, otros regresando por algún amigo que se había quedado, unos en silencio, otros gritando entusiasmados, unos muy cansados ya caminando.

Los gritos:-¡vamos!, ¡si se puede!-, de los que estábamos ahí, superaban los sonidos de los jadeos de todos, vi a muchos conocidos amigos, amigas, me gritaban: -¡German porque no corriste!- ¡vente vamos!-

Me vi tentado a correr hasta a Playas pero alguien dijo en broma: -Mira está haciendo trampa- . Me contuve y espere a mi hijo que terminara con las fotos para irnos a la meta.

Hacer una lista de los amigos que vi sería interminable, pero por este medio les mando un saludo y una felicitación por haber cumplido ese gran reto.

No corrí, pero me llene de mucha energía de los que sí lo hicieron, el próximo año será diferente.

Y no cabe duda el correr ya se ha convertido para muchos en un estilo de vida.

Por: Germán Rodriguez Sr.
Foto: Germán Rodriguez Jr.

Columna publicada en el Periódico Frontera los días 2 y 3 de Febrero de 2017
previous article
Entrada más reciente
next article
Entrada antigua



no

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *