Follow Me

no
no

lunes, 30 de enero de 2017

Un Kilómetro con…La Primera - 29 de Enero del 2017.

Damos la bienvenida a nuestro nuevo colaborador el prestigiado periodista Lic. Armando Esquivel con su columna "Un Kilómetro con"


Un Kilómetro con... 

Por: Armando Esquivel

La primera

A pesar de que el martes 3 de enero se desarrolló la tradicional Carrera de Policía, la competencia de este sábado fue considerada como la primera del 2017 y terminó con casi un mes de sequía en el tema de carreras pedestres en Tijuana, ya que la anterior cita, si no se toma en cuenta la de los agentes de seguridad pública, se remontaba al año pasado, el 31 de diciembre del 2016 para empezar este espacio editorial sin vaguedades.
4ta Carrera Atlética 30 Aniversario Parque Morelos 5K

No obstante el largo lapso sin balazos de salida y metas por cruzar, la respuesta a la convocatoria no fue la esperada, por lo menos para un servidor, quien imaginó una gran multitud deseosa de volver a correr entre cientos de similares y todos prestos de aprovechar el sol que, poco a poco, fue venciendo al frío que acompañó al alba sabatino.

Los optimistas dirán que ochocientos, yo lo dejaré en poco más de seiscientos el conteo de quienes participamos en la cuarta edición de la carrera para conmemorar el aniversario del Parque Morelos, que por cierto llegó a tres décadas de vida este gran pulmón de la ciudad.

Hay que apuntar también que originalmente este recorrido atlético estaba pactado para el sábado 21 de enero, sin embargo, Tláloc tuvo otros planes para ese día y la lluvia que cayó durante toda la semana pasada en la ciudad motivó al aplazamiento de una semana.

Quizá el motivo principal para que la cifra de corredores no haya sido mayúscula, fue la realización de la popular carrera de “La Enchilada”, agendada para un día después, es decir, el domingo 29 de enero y quienes cumplirían con esta exigente ruta, quizá no quisieron forzar la máquina un día antes o exponerse a una lesión que echara por la borda las semanas de entrenamiento y hasta una inscripción pagada por adelantado.

Regresando al sábado en el Parque Morelos, les diré que pudimos disfrutar de un trazado plano que recorrió casi todos los rincones de este bello jardín, pisando sobre veredas, césped, cemento y hasta pavimento.

Desde quince minutos después de las 7:00 horas hice mi arribo acompañado de mi sobrino que se ha vuelto mi fiel acompañante a este tipo de actividad; sobra decir que la ventaja de más de 25 años que le tengo, él la aprovecha muy bien para reflejarla en el tiempo, sin embargo, no pasa nada, los cronómetros nunca han sido mi fijación al salir a correr.

Caras conocidas de colegas a mi llegada como los reporteros Christian Espinoza de El Mexicano, Samuel López de Televisa Deportes, Germán Rodríguez y el “Junior” de Yo También Corro en Tijuana, fueron a quienes vimos trabajando en el terreno de juego y desde temprano, para llevar todo el acontecer del atletismo a sus respectivas plataformas.

Carlos de los Ángeles, quien por cierto es el motor del comité organizador de la cada vez más solicitada “Enchilada”, también hizo acto de presencia y cumplió con el recorrido, ya que era su oportunidad de correr, pues el domingo no habrá podido ni respirar con toda la logística de tan exigente ruta que coordina.

También vimos antes de partir a la conquista de esos kilómetros, al “Mosco” Héctor Romero, quien estuvo ausente entre la multitud que completó el recorrido, ya que fue colaborador con el comité organizador.

Ya que mencionamos a los promotores de este circuito pedestre, les diremos las buenas y las malas de esta carrera que fue puesta en escena por el Sistema Municipal de Parques Temáticos de Tijuana, con la colaboración del Instituto Municipal del Deporte de Tijuana, mientras que lo técnico corrió a cargo de Rubén Razo y su gente de la Liga Municipal de Atletismo de Tijuana.

Entre las buenas contamos el estacionamiento que, por tener como sede al Parque Morelos, no se tuvo ningún problema para encontrar un cajón cercano al punto de partida y meta, previo pago de los veinte pesos de rigor.

El punto de inscripción contaba con suficiente personal y tramitaban en tiempo normal y de manera atenta y sin burocracia, lo que propició que fluyera de manera correcta esta gestión obligatoria, que en esta ocasión fue gratuita.

La ruta fue marcada por el interior del Parque Morelos y combinó tramos de tierra, cemento, pasto y hasta pavimento, ya que una parte del trazado fue por el estacionamiento del mismo oasis, así que hubo superficies para todos los gustos en la misma carrera.

El recorrido en su gran mayoría fue plano y bien señalizado, aunque ese no es problema para un corredor como yo, habitual de la retaguardia en los eventos pedestres que elijo para participar y que para guiarnos sólo tenemos que seguir a la multitud.

La carrera contó con abastecimiento de agua justo a la mitad de la distancia, con una quinteta de personas que se las arreglaron para apaciguar la feroz demanda que tuvieron en ciertos minutos pico de esta competencia, la cual estuvo dividida en dos categorías en cada rama; la primera de 13-17 años y la segunda de 18 años y más.

El punto de largada fue el mismo que el de meta, que para el que esto escribe, es en una de las cosas que revisa antes de decidir participar; prefiero los circuitos sobre las carreras con lugares distintos para salida y llegada, sobre todo sin son largas las distancias entre esos dos puntos.

Previo a la carrera se contó con un grupo que, al ritmo de la música y sobre un templete, encabezó el calentamiento desde una media hora antes del balazo de salda; yo en lo personal prefiero “no gastarme mi pólvora en diablitos” y guardo toda la energía y aire para la carrera.

El micrófono estuvo en manos del ya habitual maestro de ceremonias Raymundo Ricárdez, quien se encargó, de manera adecuada, de dar a conocer todos los pormenores, instrucciones e indicaciones de la competencia con su voz que, aunque no es la mejor, si es la idónea y sobre todo la autorizada y conocida entre la familia de corredores de Tijuana y de todo el Estado.

Al final hubo reconocimientos a los tres primeros lugares de cada categoría y trofeos para los ganadores absolutos.
Armando Esquivel
Esas fueron las palomitas, ahora vamos a las no tan buenas, ya que aunque se trataba de una carrera gratuita y debemos agradecer el esfuerzo humano y material que se hace para que podamos hacer lo que más nos gusta, eso no funciona como una cláusula de exclusión para los organizadores en caso de fallas u omisiones,

Como primera observación mencionaremos los números de corredor que se entregaron en papel adhesivo tipo calcomanía, algo que no es correcto en una carrera atlética y muestra que quienes se encargaron de tener lista la numeralia, no tenían idea al respecto.

Ahora vamos con el tema de las playeras, ya que eran entregadas a los primeros en inscribirse y se acabaron muy rápido; un servidor se quedó con la última disponible cuarenta minutos antes de la salida y con el número 136 de más de 600 que logré ver en los vientres de quienes participaron, aunque es justo mencionar que los organizadores nunca se comprometieron a un número específico de camisetas alusivas al evento.

Si la vista no me falló, David Moncada Camacho director del Simpatt y anfitrión de la carrera, estuvo presente para agradecer a los corredores por su presencia y dar el balazo de salida, sin embargo, a Adalberto Sánchez, flamante director del Imdet ya le pusieron su primera falta, ya que brilló por su ausencia, aunque sí se le vio hace unas semanas en la rueda de prensa para anunciar este mismo evento.

Ni hablar, se le pegaron las cobijas y con el frío como no, pero más respeto para el pasaje, aunque tampoco era su obligación darse la vuelta si no le placía.

Sin el afán de exagerar, pero algo que es habitual en las competencias atléticas es la “puntualidad inglesa” y es un beneficio al que ya nos hemos acostumbrado, sin embargo en la cita que nos atañe, el balazo de salida se escuchó cinco minutos después de la hora marcada y aunque no fue mucha la espera, no es común ver retrasos en las competiciones que regula la Limat.

Por último, la distancia anunciada fue de cinco kilómetros y yo crucé la meta con mi mejor tiempo en meses, pero la desilusión vino unos segundos después al revisar mi aplicación infalible y favorita que me indicaba que nos habían “robado” 420 metros y eso que no corté camino.

Como dijera Mecano: “Hacemos el balance de lo bueno y malo” y la carrera del Parque Morelos de este sábado pasa la prueba, al tratarse de la primera que organiza esta administración del Simpatt, seguramente las que están por venir serán más afinadas, sobre todo porque partirán de una base que, siendo justos, no estuvo del todo mal, tomando en cuenta, una vez más, que fue gratuita.

Hay que recordar que no por ser gratuita se debe ofrecer poco o exigir menos, hay carreras sin costo que se recuerdan entre las mejores y hacen que el corredor se sienta contento y con ganas de volver a participar.

Antes de que se acabe la tinta y el papel, quiero agradecer a Germán Rodríguez, Germán Rodríguez Jr, y familia, propietarios, webmasters y community managers de este espacio que es el referente del atletismo en Tijuana y Baja California, Muchas gracias por la oportunidad de llegar a todos ustedes para hablar de lo que tanto nos gusta.
Seguramente nos encontraremos en el próximo kilómetro SDQ.

Comentarios:    aesquivel@torosdetijuana.com
Twitter:                               @paupa11
  
El autor es Licenciado en Derecho por la UABC y periodista deportivo.
Fue reportero de El Sol de Tijuana, ESTO de las Californias y Frontera Tijuana; también fue editor de deportes de Frontera Tijuana, La Crónica de Mexicali, Frontera Ensenada y Frontera San Diego.
Actualmente es Gerente de Medios del Club de Beisbol Toros de Tijuana y participa en el programa Pasión Deportiva que se transmite de lunes a viernes por VIDA 1420 AM
En sus ratos libres CORRE.
previous article
Entrada más reciente
next article
Entrada antigua



no

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *