Follow Me

no
no

jueves, 22 de diciembre de 2016

Columna - Historias de Maratón - Jueves 22 de Diciembre del 2016.

Historias de Maratón.

La edición 51 del Maratón Gobernador de Mexicali, trajo de nuevo historias de esfuerzo, de triunfo, de dolor y satisfacción, de retos logrados, de frustraciones y hasta llanto, pero lamentablemente también de trampas y engaños.  

Y aunque los que se llevaron en su mayoría los grandes premios en efectivo fueron los kenianos; Daniel "Pollito" Valdez de Mexicali, sacó la casta, el orgullo y la buena preparación, pues se metió en el cuarto absoluto y de paso volvió a ser el mejor bajacaliforniano con marca personal. Fue una historia de dedicación y logro obtenido.  


Pero los que estábamos en la meta, después de ver a los primeros kenianos llegar, y el primer mexicano, el mexiquense Jorge Rivera que se puso al tu por tu con los "morenos"; extrañados veíamos llegar entre los primeros corredores a personas con sobrepeso, hombres y mujeres con paso lento, evidentemente no habían cubierto el recorrido en forma completa, cruzaban la meta y luego pedían su medalla y camiseta sin merecerla.  

Lo correcto es que si un corredor no puede completar el recorrido, debe abandonar la ruta y nunca cruzar la meta. Pero como ahora la competencia fue en un circuito al que se le dio dos vueltas, a muchos se les hizo fácil hacer solo la mitad y hacer como si hubieran terminado el maratón. Fue una historia de trampa y engaño.  

Lo rescatable es que alcanzamos a ver a una juez que le indicó a las chicas que repartían las medallas, a quien entregar y a quien no, pero de cualquier manera ya se habían entregado algunas inmerecidamente. Y la empresa del cronometraje electrónico por medio de los chips también detectaron quienes no habían cubierto la ruta en forma correcta, por lo que estos quedaron fuera de los resultados.

Otra historia fue la de esos asombrosos corredores veteranos como el "Rayo" Torres que a sus 48 años llegó entre los primeros 10 o como la mexiquense Dulce María Rodríguez de 44 años, la mejor mexicana que se colocó en el tercer lugar absoluto, o como Lorena Noriega de mas de 50 en el lugar 8, pero que decir de los mejores corredores de mas de 60 años Encarnación Martínez, terminando en 3 horas y media o Teresa Fernández finalizando en 4 horas y 9 minutos. Historias de ejemplo y longevidad.

Verónica Palomera nacida en Tijuana, después de una excelente competencia, fue la mejor Bajacaliforniana en su debut en el Gobernador quedando en el lugar 7 absoluto, pero no subió al pódium pues se había nombrado inicialmente a Ramona Beltrán ganadora de ese premio, pero como Ramona aunque es nacida en Mexicali, vive en las Vegas, Nevada el premio quedó pendiente de otorgarse en espera de cumplir uno de los requisitos; la residencia. Una historia de controversia.  

En la meta se vivieron también historias de logros, se vieron caras de esfuerzo, de cansancio, de satisfacción, de alegría, pero también de tristeza, de llanto por no lograr el objetivo deseado y de frustración cuando después de un gran esfuerzo algunos no alcanzaron la tan ansiada medalla, que representaba el único premio por terminar el largo recorrido.  

Se repartieron 500 medallas y llegaron alrededor de 700 a la meta, mas los tramposos que no terminaron el recorrido completamente y quizás se llevaron la medalla que les faltó a los que si la merecían.    

¿Y los ganadores?. Mary Akor de origen nigeriano ganó su séptimo Gobernador, algo admirable, pero Mary tiene un pasado oscuro de dopaje y suspensiones que hace dudar que sus triunfos fueron y son legítimos. Por su parte el keniano Simón Njoroge ganó su segundo consecutivo en Mexicali y su tercer maratón ganado en menos de tres meses, algo increíble y aplaudible, pero que hace dudar que corra "limpio". Y es que lo recomendable es que se corran máximo tres maratones a gran nivel en el transcurso de un año para una recuperación adecuada. Historias de duda.  

Fue una gran organización, otro éxito del Gobernador, pero los tramposos de nuevo le restaron brillantez a un gran evento.    

Por: Germán Rodríguez Sr.

Columna publicada en el Periódico Frontera el jueves 22 de diciembre del 2016
previous article
Entrada más reciente
next article
Entrada antigua



no

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *