Follow Me

no
no

jueves, 21 de septiembre de 2017

Columna - “Reflexion” - Jueves 21 de Septiembre del 2017.

“Reflexión”

En días pasados nos enteramos con asombro y tristeza del lamentable fallecimiento del Doctor José Velázquez un corredor de más de 60 años, al parecer un infarto acabó con su vida. Lo vimos varias veces participar en carreras de ruta y sobre todo en los eventos de atletismo master en la pista del Crea.

Un corredor de trato amable, buen amigo, esforzado, disciplinado y entusiasta organizador de un evento pedestre en Nayarit su tierra natal, (mi paisano). Recuerdo una de las últimas veces que hablamos me dijo que me invitaba a la próxima Milla de San Blas Nayarit, que yo tenía que estar en ese evento y que me llevara a mi familia. Aunque faltaba mucho tiempo para eso, la idea me agradó mucho me serviría de vacaciones. Lamentablemente eso ya no podrá ser y no sabemos ahora quien organizará ese evento.

Apenas me estaba reponiendo de esa noticia, cuando viene el terrible terremoto en México, el del 19 de septiembre, coincidiendo extrañamente con el aniversario del sismo de 1985, y sumándose a la cadena de desastres naturales de las últimas semanas, los 3 huracanes seguidos con intensas lluvias, afectando a mucha gente y luego el terremoto que afectó a Oaxaca y Chiapas.

Todo esto nos obliga a reflexionar lo indefenso del ser humano ante la fuerza de la naturaleza y lo frágil que es la vida, de cómo utilizamos el poco tiempo que estaremos en este mundo y como lo compartimos con los demás.

Todas esas desgracias nos hacen valorar las cosas buenas cosas de la vida, como el tener una familia unida, el de contar con amigos sinceros, el de disfrutar una simple carrera y la sana convivencia con otros corredores.

Lamentablemente en la comunidad del “running” local no todo es armonía, no todo es sana convivencia, hay rivalidades, envidias, chismes, rumores, falta de valores y un afán de dañar o desprestigiar a los demás.

Lo bueno es que los corredores negativos son pocos, pero a veces hacen mucho daño, en la gran mayoría persiste la prudencia, el respeto, el compañerismo, la solidaridad pero; ¿habrá que hacer algo para detener ese cáncer dentro del running? ¿A esa gente sin valores simplemente se les ignora? ¿Hacemos caso al dicho “a los locos poco caso”?.

Se supone que el deporte es una de las actividades más saludables que existen: ayuda a mejorar la autoestima, la salud física y la mental, pero tal parece que a unos no les hace efecto.

Como ejemplo de falta de valores en corredores; en el Maratón de México, miles de tramposos se han detectado que no han completado correctamente el recorrido y todavía presumen el “logro” de terminar un maratón mostrando la medalla ganada. Algo que ya es  un escándalo internacional. ¡Qué vergüenza!

Terminamos esta columna con una reflexión tomada de un sitio en internet de un español llamado Max.

 “Nuestros días son cortos y el tiempo desperdiciado es mucho, aprendamos a vivir el presente de una manera más honesta con nuestro entorno, pues la vida es frágil”.

Por: Germán Rodriguez Solis

Columna publicada en el periódico Frontera el jueves 21 de septiembre del 2017
previous article
Entrada más reciente
next article
Entrada antigua



no

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *