Follow Me

no
no

jueves, 13 de marzo de 2014

Experiencia Personal - Germán Rodríguez: El Viaje a los Regionales - 13 de Marzo del 2014.

El Viaje a los Regionales.

Por: Germán Rodríguez Solis

Mientras el avión se alejaba de Tijuana con dirección a Hermosillo para asistir a los regionales de Atletismo junto con mi hijo, -un joven que es todo mi orgullo y ya todo un profesional de la fotografía-, venían a mi mente, los recuerdos de mis tiempos de juventud en que practicaba el Atletismo; yo no era un gran atleta, pero me gustaba entrenar y competir, estar en el ambiente, y algunas veces logre clasificar para representar a BC o al TEC en los eventos nacionales, por lo que me toco viajar a algunas ciudades de la República Mexicana.


Hermosillo, me trae buenos recuerdos, porque en una ocasión logre ganar dos medallas de oro en los prenacionales del IMSS; esto fue en  los mil 500 y 3 mil metros y aunque no era un evento de gran nivel y no competían los mejores, para mi eran triunfos valiosos.
Eran los tiempos de las pistas de tierra y se usaban “spikes” con picos grandes para no resbalar en la pista,  pero si, había veces que al correr muy “pegados” seguido salía uno lastimado, con esas ‘armas’ que traía uno en los pies.

Esa vez en Hermosillo, en la pista de la Universidad con un calor espantoso y con el polvo levantándose a cada zancada de los corredores, logre ganarle dos veces al que decían era uno de los mejores de Nogales. Al terminar, feliz me lave un poco el sudor y la tierra para poder recibir mis medallas de parte de una linda edecán que repartía besos a los ganadores.

Que tiempos aquellos en que el hospedaje no era en uno de los mejores hoteles de la ciudad, esa vez fue debajo de las gradas del estadio de beisbol Héctor Espino, donde jugaban los ”Naranjeros”, ahí  dormíamos en unos catres incomodos y nos bañábamos con agua fría, pero los atletas éramos felices porque nos trataban bien y había buena comida.

Lo mejor era que al final del evento, se organizaba un gran baile entre todos los deportistas y que en algunos casos servía para asegurar el romance con alguna atleta y no importaba que fuera de otra ciudad distante, es mas, eso era mas emocionante o ¿mas arriesgado?.
Esa vez y otras en que hice viajes a esa ciudad, nos habían tratado tan bien la gente de Sonora, por lo que pensaba que en este viaje no seria la excepción.

Los recuerdos se agolpaban en mi mente y cuando menos pensé ya estábamos bajando del avión. Llegamos al hotel que previamente habíamos reservado y al día siguiente llegamos al estadio Héroe de Nacozari para las competencias Regionales donde se enfrentaban atletas de Sonora, Sinaloa, Baja Sur y Baja California.


Iba con el entusiasmo y el gusto de viajar junto a mi hijo y con la misión de tomar fotos para nuestra pagina de internet “Yo también corro en Tijuana”, además de hacer las notas para el Periódico FRONTERA. Nos apoyaba Teodoro Guerrero del INDE como encargado de la prensa de Baja California. Éramos seis personas, pero apenas llegando, nos encontramos con la sorpresa de que a la pista, solo dos personas de prensa de BC podíamos entrar, -no era posible!-  pensaba yo, deje trabajo pendiente, saque mis “ahorritos” para poder estar ahí y no podíamos cumplir con nuestra misión,  con nuestro trabajo, aparte faltaban todavía las acreditaciones de prensa.

Teo fue a hablar con la persona indicada; esa orden estaba  completamente fuera de toda lógica,  -¿como solo dos por cada estado participante?¿cuantos medios de comunicación existen en cada estado?- y los que asistían, pues que bueno que lo hicieran, que bueno que se informe sobre lo que pasa en el Atletismo, hay que  impulsarlo, que buena falta nos hace, una competencia de atletismo en México no llena una estadio como un partido de Futbol, entonces hay que poner nuestro granito de arena en darlo a conocer, ¿porque impedirnos el paso?.

Las pruebas de lanzamiento de martillo y disco se desarrollaron en la parte externa del estadio y cosa curiosa ahí no había ningún impedimento para estar cerca de la jaula de lanzamientos y ni siquiera traía mi acreditación; pues aproveche la oportunidad sacando algunas fotos de la competencia del martillo donde la “Baja” ganó una de las 49 medallas de oro que se ganaron al final de la competencia regional que duro 4 días, esa medalla fue ganada por el mexicalense Manuel Medrano cono 59.13 metros.

Por fin después de que Teo hizo todo lo posible por conseguir el ingreso al estadio y después de mucho tiempo en el que se fueron desarrollando las competencias en la pista, -pruebas en las que ya no pudimos tomar fotos-,  nos dieron las acreditaciones y nos autorizaron a entrar al estadio. El disgusto, el mal sabor de boca, pronto se fue cuando empezamos a tomar las fotos y ser recibidos con gran gusto por atletas y entrenadores de la “Baja”. Además nos motivó el ser testigos de las grandes actuaciones de los atletas de Tijuana,  como los 51.70 metros  de Alejandro Castillo en el Disco para ganar el oro, o los triunfos de Mariana y Nicholle González en los 100 metros, o el de Mario de los Ríos en la marcha, el de Marysol Ramírez en la Jabalina o el de Jorge Luna en la garrocha, también los oros de Sebastian Cervantes de Mexicali en los 400 metros y Danna Corral de Ensenada en la jabalina.

Pero al paso de las horas, con el sol pegando duro, la energía se fue minando y buscábamos alguna sombra, del agua que se suponía era solo para los atletas, me atrevía a tomar algo para mi, y también me atreví a ponerme un rato debajo de una carpa destinada para los atletas, no pude sentir mucho alivio, porque pronto una juez que me imagino era una de las “meras meras” me gritó:
 -¡A ver ese de la cámara, no puede estar ahí!, esa carpa es para las atletas- y me hacia señas que me quitara de ahí.
-¡Solo busco algo de sombra!- replique y me pregunte:
 -¿Y la carpa para la prensa, donde esta?-
No había nada, ninguna carpa, ni una botella de agua, ni alguna mesa o sillas, nada de nada para la prensa.

Hay que decir que los jueces, la mayoría jóvenes, ponían un  gran empeño en hacer su trabajo bajo el sol quemante de Hermosillo, tengo entendido que recibieron algún curso intensivo de “jueceo”, pero lógicamente no había mucha experiencia y eso se notó a veces, no porque fuera evidente algún error u omisión sino por los gritos que les pegaban los encargados de la competencia.

Por fin la jornada terminó y necesitaba ir urgentemente al baño, no lo encontraba hasta que pregunte varias veces y pensé que me había equivocado, porque entre a un lugar que se veía abandonado, con mucho polvo y suciedad, pero no aguantando mas, hice lo que tenia que hacer y me salí con esa idea; que había entrado a un lugar en desuso, pero no, ese era el baño que estaban usando atletas, entrenadores y padres de familia.

Los tiempos cambian pero hay valores que nunca se deben de perder, como el respeto, la consideración, la amabilidad, el ser buen anfitrión.

Ese primer día de competencias terminó y había que buscar los resultados para hacer la nota y mandarla pronto al periódico, pero nos topamos otra vez con algo de dificultades, nos mandaron a una oficina, pero ahí no sabían nada, preguntamos aquí y allá, por fin la presidente de la Asociación de Atletismo de Sonora nos entrego una copia.
Al día siguiente todo fue mas fácil, ya no tuvimos problemas para entrar al estadio, ya no estaban tan estrictos y conforme fue transcurriendo el Regional , hasta hicimos amistad con algunos jóvenes jueces que tenían esa amabilidad de la gente de Sonora que había descubierto en mis años de juventud.

Mi hijo y yo nos sentíamos mejor y tomábamos con entusiasmo las fotos de esta competencia, decisiva para las aspiración de los jóvenes atletas de competir en la Olimpiada Nacional, pero a pesar de lo importante del evento, la mayor parte de las gradas del estadio permanecían vacías, solo algunos familiares de los atletas asisten a esos eventos y me preguntaba: ¿porque no llevar al estadio a los estudiantes de la localidad? que conozcan este bonito deporte, ¿como promover el atletismo entre los jóvenes, si pocos se dan cuenta que existe?

En una de las pruebas programadas, un atleta se lastimó al llegar a la meta y se requería el pronto auxilio al joven caído y todos se preguntaban ¿donde esta el servicio medico?, después de algunos minutos, vimos a un paramédico corriendo todo el campo para poder llegar a la meta, ya para entonces los compañeros del atleta lastimado lo llevaban cargando fuera de la pista. Después supimos que por ordenes de la dirección técnica del evento, el servicio medico lo habían colocado al fondo del estadio, un lugar muy alejado de la meta donde era complicado atender rápidamente una emergencia. Sin duda esa fue una decisión equivocada.

En el segundo día de competencias, vimos con agrado que iniciaban las ceremonias de premiación, algo muy bueno que no en todos los Regionales se hace. Estas premiaciones creemos es importante para motivar a los atletas y darles un justo reconocimiento a su esfuerzo, pero esta vez, algunas ceremonias se vieron deslucidas por las pruebas pendientes de premiar del primer día, no siempre estaban las premiados presentes, algunos estaban compitiendo y se vio a atletas recibiendo las medallas de otros.

Durante el regional, vimos grandes actuaciones de los atletas de la “Baja”, todos los participantes pusieron un gran esfuerzo pero hubo atletas que destacaron mas por su desempeño, como los que lograron ganar dos medallas de Oro, Alexis Verdugo,  Dana Castro Mariana González, Paula Manzanares,  Michelle Hernandez Alejandro Castillo y Maria Orozco.

También destacaron en pista: Nicholle González,  Ivania Shlemmer, Sebastian Cervantes, Norma Ruiz, Héctor Rosales y Paulo Carrillo.
En marcha: Mario de los Ríos, Claudia Vázquez y Montserrat Miro.
En saltos:  Layla Perea, Pedro Lizola, Gloria Maldonado, Jorge Luna, Efrén Ramírez, Isabel Urbina, Layli Zarate, Michelle Halle y Luis Hernández.

En lanzamientos, donde hubo un gran domino figuraron: David Carreón Martin Orozco, Marysol Ramírez, José Munguía,  Brenda Reyes, Manuel Medrano, Mariana Castro, Jorge Ortiz, Danna Corral,  Isaac Alvares
y Miranda Vázquez.
En las pruebas combinadas lucieron , Alexis Bravo, Evelyn Martínez Ruby Navarro, Lilian Borja y Esteban Pacheco
Los regionales terminaron con un gran numero de medallas ganadas por los de la “Baja”, fueron 49 de Oro, 50 de Plata y 48 de bronce, señal que los entrenadores y autoridades deportivas están trabajando bien, pero todavía se puede hacer mas, habrá que poner atención entre otras cosas, en las pruebas con muy pocos competidores y un nivel bajo.

Fue un gran viaje con algunos “detalles” negativos , pero al final el balance fue positivo, con mas cosas buenas que malas. Los tiempos cambian pero la gente de Sonora sigue siendo amable, lo comprobé con las amenas platicas de los taxistas y el buen trato en el hotel y en los restaurantes donde disfrutamos de la rica y sabrosa comida sonorense.

El avión despego muy temprano de Hermosillo con dirección a Tijuana, mi hijo ya no viajaba conmigo, prefirió regresar en camión con sus amigos, los esforzados, admirables y valiosos atletas de Baja California.

De este viaje me traía nuevos recuerdos, nuevas experiencias y una buena dotación de las sabrosas “coyotas”. FIN
previous article
Entrada más reciente
next article
Entrada antigua



no

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *