Follow Me

no
no

lunes, 28 de septiembre de 2015

El Medio Maratón más duro - Martes 29 de Septiembre del 2015.

El Medio Maratón más duro

Los corredores jadeaban bajo el quemante sol, tendrían que superar otra subida mas, los más de 550 participantes que un principio salieran entusiasmados del Parque los Encinos, ahora sacaban fuerzas de flaqueza para continuar y animarse unos a otros; algunas buenas personas salían de sus casas para ofrecer un poco de agua, o sacaban las mangueras y rociaban a los corredores para mitigar un poco el calor sofocante.

Era el medio maratón de Tecate, con una nueva ruta todavía más pesada que la de la edición anterior y con un clima adverso.  Al frente, el legendario “Rayo” Torres avanzaba con su paso elástico, sacando cada vez mas ventaja al keniano Justus Cherop que sorprendido no entendía como alguien de 47 años lo superara.
s de 550 participantes se dieron cita para enfrentar el duro reto.
En cada abastecimiento, el “Rayo” se  mojaba un poco la cabeza, tomaba un poco de agua y seguía como si nada; pero mas  adelante iba otro guerrero del asfalto, era Jessie Gil en su silla de ruedas, que cada que le tocaba una subida, sufría por avanzar.

Así es la topografía del “pueblo mágico”, subidas y bajadas y luego mas subidas.
Atletas buenos, dedicados, esforzados, con buenos entrenamientos, sufrían por mantener su paso acostumbrado, algunos se detenían para recuperar fuerzas, por los temibles calambres o victimas de la deshidratación.

Las mujeres sorprendentes no se “rajaban” y continuaban corriendo, algunas superando a los hombres con facilidad, como la keniana Janet Songoka que ya le gustó vivir en Tijuana e iba delante de las valientes damitas. Janet diría después “ruta difícil, subida, subida, mas subida y mucho calor”.

Pero había otra corredora admirable que avanzaba a gran ritmo sin muestras de cansancio, pareciendo que no le afectara el calor ni las subidas pesadas; era Aleyda Limón, la mejor corredora de Tecate. Ella salió tranquila sin apresurarse y fue pasando corredoras y corredores hasta que se situó en el segundo lugar femenino que nunca soltó.

Era el medio maratón de Tecate. que ahora era el más duro, el más difícil de los medios de Baja California, así lo sentían hasta los ciclistas y motociclistas que acompañaban a los corredores y lo confirmaban los paramédicos que trabajaron más de lo acostumbrado. 
“Rayo” Torres avanzaba con su paso elástico, a sus 47 se mostraba imbatible.
Los últimos kilómetros fueron los mas difíciles, seguían las subidas, una tras otra, muchos ya caminaban o avanzaban a un paso cada vez mas lento, ¿porque no llegaba el anunciado “niño” en ese momento?. Un poco de lluvia seria ideal. pensaban algunos, pero no, el “astro rey” era el que reinaba.

Por fin con mas tiempo de lo acostumbrado fueron llegando poco a poco los corredores; los hombres, las admirables mujeres, los jóvenes, los no tan jóvenes, los increíbles veteranos, como la internacional María Madueño que a sus 59 años, llegó entre las primeras diez o Nabor Bueno que si resultó bueno para correr y que a sus mas de 50 años llegó en el lugar ocho.

Los que lograron llegar a la meta, que fue la gran mayoría recibieron su medalla,  su camiseta, algunos les tocó premios en efectivo, pero el premio mayor para todos fue el haber superado ese difícil reto de terminar el medio maratón mas duro de la Baja,  el del Pueblo Mágico de Tecate.

Mágico hubiera sido que se nublara a la mitad del evento, pero no,  ni el “niño” ni la magia apareció. 

Por: Germán Rodríguez Sr.
Fotos: Germán Rodríguez Jr.
previous article
Entrada más reciente
next article
Entrada antigua



no

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *