Follow Me

no
no

miércoles, 26 de agosto de 2015

IAAF World Championships Beijing 2015 - Mundial de Atletismo - 800mts Varonil / 1,500mts Femenil

Rudisha vuelve a reinar en los 800m.

David Lekuta Rudisha se adjudica los 800 metros varonil en el Campeonato Mundial de Atletismo Beijing 2015.

BEIJING, China, Ago. 25, 2015.- El keniano David Rudisha, campeón olímpico y plusmarquista mundial de 800 -todo en la misma carrera de Londres 2012- recuperó gran parte de sus facultades para hacerse con su segundo título de campeón del mundo con un tiempo de 1:45.84, dejando atrás un largo periodo de penurias físicas.

Rudisha, oro también hace cuatro años, controló la carrera desde su paso por el 400 en 54.15 y no sufrió agobios en la recta para mantener la punta. Le acompañaron en el podio dos europeos, el polaco Adam Kszczot (1:46.08) y la nueva sensación de la distancia, Amel Tuka, que dio a Bosnia su primera medalla en unos Mundiales.
El plusmarquista mundial no ha recuperado la forma espectacular que lució hasta su lesión de rodilla en 2013 y, pese a ir lentamente recuperando sensaciones, su rendimiento era una incógnita, pero la despejó con su estilo imperial en el último giro.

Los aficionados esperaban también con expectación las dos vueltas a la pista para saber si el bosnio Amel Tuka, líder mundial del año con su marca de 1:42.51 en Mónaco, era capaz de trasladar sus asombrosas prestaciones a la final de un Mundial, sin liebres.

En un solo año, Tuka ha rebajado su marca personal en casi cuatro segundos, de 1:46.12 a 1:42.51. Este ingeniero mecánico de 24 años, que se entrena en Verona (Italia) bajo la supervisión de Gianni Ghidini, el hombre que hizo campeón olímpico al keniano Wilfred Bunge aquí en Beijing, no deja de sorprender al mundo.
El bosnio salió muy lento, casi dos metros por detrás del grupo en el primer 200 y estuvo a cola del paquete hasta penetrar en la última curva. Su excelente remate le valió para progresar hasta la medalla de bronce con 1:46.30.

Sin medallas hasta ahora, Tuka había aparecido en el panorama del 800 con un sexto lugar en los Europeos de Zúrich 2014. Ahora tenía la responsabilidad de conquistar la primera medalla de Bosnia en unos Mundiales.
Las semifinales habían dejado fuera al defensor del título, el etíope Mohammed Aman, y al subcampeón olímpico, el botsuanés Nijel Amos, que había vencido a Rudisha en todos sus enfrentamientos desde la final olímpica de Londres.
EFE

Dibaba gana los 1500m en Beijing.

Genzebe Dibaba domina los 1500 metros femenil en el Campeonato Mundial de Atletismo Beijing 2015

BEIJING, China, Ago. 25, 2015.- Un mes después de hacerse con el récord mundial de 1.500 metros, la etíope Genzebe Dibaba trasladó su recién estrenada hegemonía a los campeonatos del mundo con una victoria sin oposición en una carrera que hizo en cabeza los últimos 700 metros.
El alto ritmo sostenido por Dibaba durante casi dos vueltas dejó a sus adversarias sin piernas en la recta de meta y cortó de raíz todo conato de sorpresa.

La holandesa de origen etíope Sifan Hassan, campeona de Europa, apretó en el último 200 y llegó a estar segunda, codo con codo con la keniana Faith Kipyegon, pero las fuerzas le abandonaron y retrocedió al tercer puesto.

Nadie le discutía a Dibaba su condición de favorita. La hermana menor de la ilustre dinastía batió el 17 de julio el récord mundial en Mónaco con 3:50.07, y la siguiente en la lista, Sifan Hassan -nacida etíope- estaba seis segundos por detrás.
Con 700 metros por delante Dibaba tomó la cabeza y se llevó consigo a Kipyegon, la etíope Dawit Seyaum y la holandesa, pero ninguna de las tres pudo acercarse, siquiera, a la nueva campeona en el último giro. Hassán progresó hasta el segundo puesto pero a mitad de recta se le acabó el combustible y se entregó.

A sus 24 años, Genzebe ha alcanzado la madurez atlética y tenía que dejar atrás su decepcionante octavo puesto en Moscú 2013. Sus mejores éxitos, hasta este año, los había conseguido bajo echo (campeona mundial en 2012). Esta era la hora de su consagración al aire libre y no ha dejado pasar la oportunidad.
Hassan, de 22 años, participó en la carrera del récord en Montecarlo y, sin piernas para aguantar el ritmo de Dibaba, tuvo que conformarse con batir el récord holandés (3:56.05) y un segundo puesto. Pero en la final mundialista, sin liebres, su poderoso esprint le daba opciones incluso de victoria, pero en el momento decisivo no tuvo respuesta.

Fuente: EFE
previous article
Entrada más reciente
next article
Entrada antigua



no

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *